Pizza light

Con una crujiente base de masa de pizza casera y apenas 3 ingredientes, haremos esta sencilla y a la vez sabrosa pizza light.

Receta de pizza light

Ingredientes para preparar pizza light

  • Para la masa:
  • 3/8 taza de agua
  • 3/4 taza de harina de trigo
  • 1/4 taza de harina de trigo integral
  • 1/2 cucharadita de levadura seca de panadería
  • 5 gr. de sal
  • Para el relleno de la pizza light:
  • 4 lascas de queso semigraso
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebollita
  • Hojas de repollo
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Sal

¿Cómo preparar pizza light?

  • Poner a precalentar el horno a 220ºC con la bandeja situada en la parte baja de éste será lo primero que haremos a la hora de elaborar esta pizza light.
  • Mientras adquiere temperatura, formamos la masa de la pizza light y para eso, en un bol, unimos los dos tipos de harina con la sal y mezclamos.
  • Por otro lado, en otro recipiente, vertemos el agua (ya calentada en el microondas para que esté tibia) en un bol y en ella, diluimos la levadura.
  • Añadimos poco a poco los ingredientes secos que tenemos mezclamos y amasamos todo durante unos 5 minutos hasta conseguir una masa homogénea y suave. Tapamos con un paño de cocina húmedo y dejamos en un lugar cálido para que fermente mientras preparamos el resto de los ingredientes de la pizza light.
  • En un escurridor, ponemos las hojas de repollo cortadas en trozos grandes, las lavamos y dejamos que escurran bien antes de pasarla a un cuenco y mezclarla con los ajitos, que tendremos pelados y triturados.
  • Ahora, en una sartén antiadherente, ponemos a calentar un chorrito de aceite y cuando esté caliente, añadimos la cebolla que tendremos pelada y cortada en rodajitas. Salpimentamos y dejamos que se dore un poquito.
  • Con todo listo, nos disponemos a montar la pizza light volcando la masa en un papel vegetal ligeramente enharinado y estirándola desde el centro hacia los bordes con las palmas de las manos hasta que nos quede una base fina y unos bordes con relieve.
  • Ponemos un chorrito de aceite en su superficie y pincelamos bien. A continuación, repartimos la cebolla pochada y encima, ponemos las hojas de repollo mezcladas con el ajito. Colocamos las lascas de queso encima y metemos la pizza light en el horno.
  • Horneamos durante unos 10 minutos o hasta que los bordes empiecen a dorarse y el queso a derretirse.
  • Foto orientativa: joyosity
Nota del autor:

Si no tienes mucha prisa, puedes hacer primero la masa y dejar que fermente durante una hora antes de encender el horno y preparar el resto de los ingredientes.

Si al empezar a estirar la masa, ésta se encogiera mucho, deja que repose otros 5 minutos y luego continúa con el estiramiento.